13 de enero de 2008

El Jardín de las Delicias, versión rock

Pincha para ver en alta resolución.


Un poco de historia:

El Jardín de las Delicias es la obra cumbre del pintor holandés El Bosco que forma parte de los fondos de exposición permanente del Museo del Prado de Madrid.


En el tríptico abierto se incluyen tres escenas. La tabla izquierda está dedicada al Paraíso, con la creación de Eva y la Fuente de la Vida, mientras la derecha muestra el Infierno. La tabla central da nombre al conjunto, al representarse en un jardín las delicias o placeres de la vida.


Entre Paraíso e Infierno, estas delicias no son sino alusiones al Pecado, que muestran a la humanidad entregada a los diversos placeres mundanos. Son evidentes las representaciones de la Lujuria, de fuerte carga erótica, junto a otras de significado más enigmático.


A través de la fugaz belleza de las flores o de la dulzura de las frutas, se transmite un mensaje de fragilidad, del carácter efímero de la felicidad y del goce del placer. Así parecen corroborarlo ciertos grupos, como la pareja encerrada en un globo de cristal en el lado izquierdo, en probable alusión al refrán flamenco: “La felicidad es como el vidrio, se rompe pronto”.

El Jardín de las Delicias, version rock:

Es curioso que una idea tan simple como la de animar el infierno de El Jardín de las Delicias (Hieronymus Bosch), no se hubiera realizado hace ya tiempo, pero como suele pasar, lo simple es jodidamente complejo… El guitarrista del sombrero del Kentucky Fried Chicken, ese hombre que durante un tiempo acompañó a Axl Rose en su esperpéntica aventura, es el culpable de esta mini obra maestra del género videomusical. Un clásico desde ya!



Visto en Orgasmatrix

1 comentario:

Aitor Jaén dijo...

Magnífica muestra animada... felicidades y ánimo, tu blog es magnífico, aunque veo que la gente comenta poco o casi nada...

Un saludo