29 de noviembre de 2007

El mejor francotirador de la historia


Impresionante historia la de Simo Häyhä, un francotirador finlandés, apodado Belaya Smert «La Muerte Blanca» (ya sólo el nombre acojona) por sus enemigos soviéticos.
Actuando a temperaturas que oscilaban entre los veinte y los cuarenta grados centígrados bajo cero, y vestido completamente de camuflaje blanco, Häyhä abatió a más de 505 soldados enemigos, aunque datos extraoficiales elevan esta cifra a 542.Cuando llegó a los 700 (200 con metralleta) recibió su primera bala, pero sobrevivió.


Simo Häyhä, el mejor francotirador de la historia, tras la explosión de la bala que le deformó la cara y tras la guerra.


Häyhä utilizaba una variante finesa del fusil soviético Mosin-Nagant, el rifle M28 Pystykorva. Simo prefería no usar mira telescópica para no aumentar el tamaño del blanco que ofrecía al enemigo durante los combates, y porque con frecuencia, los francotiradores eran delatados por el reflejo del sol en las lentes de estas miras. Además, su corta estatura (1,52m), le fue de gran ayuda a la hora de pasar inadvertido en el combate.



Preguntado en 1998 por cómo llegó a ser tan buen tirador, simplemente contestó que "practicando". Sobre su oneroso record de muertes, decía que "Hice lo que se me ordenó lo mejor que pude". Visto en Microsiervos