9 de noviembre de 2007

BARAKA

BARAKA es una antigua palabra del Sufismo (Una comunidad religiosa islámica- en idioma árabe تصوف tasawwuf), que significa "aliento de vida" o "esencia de vida".

La BARAKA, esa cualidad que, no debe traducirse como sinónimo de buena suerte sino de algo más complejo. Suerte, potra, buena estrella, fortuna o chorra puede tener mucha gente, pero sólo unos pocos elegidos tienen BARAKA.


La BARAKA es la suerte divina, la protección que el cielo derrama sobre los elegidos. Mas tiene que ver con la Providencia, por tanto, que con la suerte que uno desea a alguien cuando, por ejemplo, compra un décimo de lotería. Quizá también pueda asimilarse al concepto de suerte providencial («se le ha aparecido la Virgen»), aunque con un sentido continuado, no puntual sobre un cierto acontecimiento o suceso. La BARAKA entronca con los chiitas y el concepto sufí. La desprende un hombre santo, y solo por el hecho de estar en su presencia se produce la bendición. Es el vehículo por el que el maestro comunica la «gracia» a su discípulo. Antiguamente se iba en peregrinación a los morabitos —tumbas de eremitas o santos musulmanes—, ya que se creía que el lugar donde reposaban estaba bendito v producía milagros. En lenguaje moderno se podría llamar «estrella».


La suerte, tal y como la entendemos en el mundo occidental, es algo mas bien lingüístico. En nuestro acervo cultural esta impreso el significado, pero lo usamos de un modo «ligero». Cuando queremos significar algo mas, hablamos de Destino, de Sino o, incluso, de Providencia. El Destino ha sido muy atacado por científicos y filósofos desde el siglo XIX; y la Providencia queda solo en manos de las personas de fe religiosa. Sin embargo, permanecen ambos conceptos en nuestra memoria colectiva y hay quienes defienden su verdad, como Albert Einstein o los teólogos mas competentes. No entraremos aquí a discutir sobre esto. Pero nos sirve para oponer el concepto de «suerte» que nosotros manejamos con esa «BARAKA» .


En palabras de Chelhod "la BARAKA sería una cualidad oculta e invisible, excepto por sus efectos, que se sobreañade a los seres y a las cosas, aportando con ella beneficios"; un efluvio misterioso que da fecundidad, actuando principalmente por contacto y, debido a que nuestra naturaleza es esencialmente porosa a lo sagrado, nos penetra cuando nos acercamos al ser que la contenga; "es ella quien da prosperidad, multiplica los nacimientos y favorece el éxito; ella es la abundancia en la pradera, el crecimiento en el rebaño, el efecto saludable en el remedio". La BARAKA es "este secreto de Dios... en las cosas".Es un poderoso tonificante espiritual que repercute positivamente en todas las dimensiones de la vida. Emana de ciertos objetos, de ciertos lugares, y de ciertos momentos.


El Corán tiene BARAKA -sus letras, sus sonidos, su recitación- : "Y este Libro que te revelamos es Mubarak", es decir, portador de BARAKA. Y las mezquitas, los olivos, las palmeras, el agua, La Meca, la noche vigesimoséptima de Ramadán, algunas piedras (¿qué sentido tiene, si no, el tocar la Piedra Negra que irradia una especialísima BARAKA?), y también determinadas fuente, ríos, lagos, grutas, bosques, montañas.


A parte de los awliyá, otras personas pueden poseer BARAKA en menor grado: los que conocen el Corán de memoria, los niños pequeños, los ancianos, los locos, todos ellos si son inocentes o bondadosos. También puede haber BARAKA en los animales, especialmente están dotados el caballo, el cordero, el camello, el gato, la cigüeña, la golondrina, la abeja. Por supuesto, los árboles y las plantas, y sus productos: ya hemos citado algunos, añadamos a la lista el laurel y la henna. Y también tienen BARAKA los solsticios, los viernes, determinadas palabras y nombres, los números impares, ciertos talismanes...



BARAKA , también es un film , es la sensación que llega al espectador mientras uno se adentra en este documental, rodado por Ron Fricke a lo largo de 14 meses, con lentes de 70 milímetros y una banda sonora en la que no hay palabras.

Baraka (El último paraíso) ,se rodó en cinco continentes, 24 países, que incluyen exteriores tan diversos como Tanzania, China, Brasil, Japón, Kuwait, Camboya, Irán y Nepal, junto con otros lugares importantes de los Estados Unidos y Europa. Al captar las glorias y calamidades que la naturaleza y el hombre han traído al planeta, "BARAKA" narra la impresionante historia de la tumultuosa interacción entre la Tierra y el hombre; evitando las palabras, excitando la vista, el oído y la imaginación con un barrido de imágenes y sonidos.

Nota:Todas las imágenes del articulo son fotogramas de la película BARAKA





Ver la película completa Baraka en YouTube.

Artículos relacionados: