14 de agosto de 2007

El animal más obseso sexual

Este pobre animal, el ratón marsupial, una vez llega la época de celo, solo vive por y para el sexo, con la libido totalmente revolucionada y montas de hasta 2 horas cada una, no habrá escondite posible para las hembras, ni come, ni bebe, ni duerme... hasta que claro, llega un momento en el que pagan un alto precio por su juergas.
"Vive pronto, muere joven y tendrás un bonito cadáver"