10 de junio de 2007

La droga de los gatos

Los gatos del mundo entero son adictos a una peculiar planta aromática aparentemente insignificante. Se la conoce como la hierba gatera, gatuna o de los gatos (Nepeta cataria), en cuya presencia el comportamiento de los gatos es imprevisible. Comen sus flores, olisquean, mastican y se frotan en sus hojas y vuelven una y otra vez a por una dosis de su embriagadora esencia.



Los aceites aromáticos de esta planta hacen que los gatos que la ingieren se comporten en un principio de manera muy juguetona, pero a medida que aumentan los efectos del aceite, su comportamiento se convierte mas extraño.
Empiezan a rodar sobre si mismo como si estuvieran en éxtasis, cazan ratones imaginarios, echan espuma por la boca, se orinan de gusto en ella y los machos eyaculen su esperma.