16 de enero de 2008

Los seres humanos más veloces


Las velocidades en los vuelos a la Luna son las mayores jamás alcanzadas por el hombre. El Apolo 11 llegó a acelerar hasta unos 45.000 km/h en su despegue y en la vuelta de la Luna alcanza los 11.000 m/s, es decir, 40.000 km/h.


En esta parte de la misión, la  reentrada atmosférica, no hacen falta motores de frenado puesto que es el rozamiento el que se encarga de disminuir la velocidad de la cápsula desde los 40.000 km a unos pocos cientos, de modo que puedan abrirse los paracaídas sin riesgo de rotura. Hay que tener en cuenta que la reentrada es un proceso en el que la inmensa energía cinética de la cápsula se disipa en forma de calor haciendo que esta alcance una elevadísima temperatura.

Por increíble que parezca esta precisión se logro en el Apolo 11 mediante un ordenador prehistórico, llamado Apollo Guidance Computer.


La nave alcanzo la mayor velocidad jamas conseguida por el ser humano, equivalente a Mach 36.


Vía Buen Rato